¡Riquisimísimas!

¿Quién no recuerda sentarse en un recreo en la escuela, abrir la lonchera, agarrar una Sandwich de Pascual de tu sabor favorito quitarle las tapas y comerte el relleno primero? Estas deliciosas galletas están grabadas en la memoria de todos los panameños. Son parte de nuestra vida, de nuestra alacena y han sido parte de toda lonchera, de generación en generación.

Su gran variedad de sabores: vainilla, chocolate, limón, fresa y combinación, la han convertido en las preferidas de niños y adultos.